¿Son fiables las asesorías low cost?

¿Son fiables las asesorías low cost?

Las asesorías low cost han comenzado a tener una especial presencia en los últimos años. Sin embargo, ¿son realmente fiables? Esta es una duda que siempre aparece cuando un servicio se ofrece a un bajo precio. Y es que es necesario estudiar pormenorizadamente cada situación para elegir bien. Ni todas las asesorías caras ofrecen un buen servicio, ni todas las más económicas uno malo.

Asesorías low cost, accesibles pero ¿a qué precio?

Es verdad que las asesorías low cost tienen unos precios más asequibles y dada la crisis en la que nos estamos sumergiendo muchas empresas y autónomos pueden estar buscando opciones más económicas para sus bolsillos. No obstante, varios expertos asesores han estado debatiendo sobre esto y han llegado a una conclusión: estas asesorías no son capaces de ofrecer rentabilidad, calidad y seguridad legal al mismo tiempo.

Este es uno de los problema de las asesorías low cost al que conviene que le prestemos atención. Pagar por un servicio, aunque sea poco, debería de ser rentable y también tener una cierta calidad. Pero, normalmente, las asesorías low cost para ofrecer precios asequibles no están capacitadas para brindarles a sus clientes un servicio de alta calidad, rentabilidad y seguridad legal. Por lo tanto, es algo que hay que sopesar.

Es muy frecuente encontrarse con profesionales independientes que rompen los precios de mercado prometiendo la misma calidad de servicio por trabajar solos. Pero seamos realistas, una sola persona no puede llevar toda la carga de trabajo de una asesoría fiscal, laboral y contable de un gran número de clientes sin que afecte a la calidad del servicio. Ni tampoco puede estar al día de todas las novedades que se produzcan en estas tres áreas.

Lo barato no siempre es lo mejor

Las asesorías low cost pueden ser muy atractivas porque gastar menos suena interesante. Sin embargo, debemos tener muy presente el dicho de “lo barato al final sale caro”. Los servicios pueden no terminar agradando a los clientes ya que el coste puede no estar en consonancia con el servicio recibido. Al final, este puede no adecuarse a las necesidades de la empresa, lo que supondrá una pérdida de dinero.

En SGB Asesoría queremos advertir, tanto a nuestros clientes como a otras empresas y autónomos, sobre estas asesorías low cost para que puedan elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades. Aunque no es fácil de medir, los expertos no aseguran poder recibir un servicio de alta calidad en este tipo de asesorías, al menos no a largo plazo. Por ello, conviene tener presente algunos aspectos en los que fijarse para tomar la mejor decisión.

¿Cómo saber si es posible fiarse de una asesoría low cost?

1. Lo primero es saber si ofrecen seguridad legal, ya que de no hacerlo podría suponer una descarga de responsabilidad hacia la empresa/autónomo en caso de sanciones o situaciones delicadas frente a Hacienda. Debes preguntarte: ¿me hace factura? ¿el pago es sólo por Bizum? Y especialmente, ¿las declaraciones las presenta como colaborador? (que es un profesional reconocido ante la hacienda pública), ¿o lo hace con el certificado de la propia empresa/autónomo? En caso de hacerlo de la primera forma, la empresa siempre podrá reclamarle legalmente en caso de sanciones por mala praxis. Si por contra lo hace de la segunda forma, quedará libre de cualquier responsabilidad legal, por ser la empresa/autónomo quien consta como presentante en los escritos y declaraciones.

Y ¿tiene seguro de responsabilidad civil para proteger tus intereses? Todos somos humanos y podemos cometer errores. Pero un buen profesional dispone de un seguro que cubra los posibles errores que pueda cometer en el desempeño de su actividad profesional, de modo que el cliente no se vea afectado económicamente.

2. Lo siguiente que deberemos de valorar es su especialización. Es importante saber si dispone de diversos departamentos y/o personal especializado en las diferentes áreas que trabaje: fiscal, contable y laboral principalmente. Hoy en día, la cantidad de cambios anuales que se producen en cada una de estas 3 áreas hacen imposible que una sola persona pueda saber de todo y en profundidad. Y a eso hay que añadir la carga de trabajo que pueda llegar a asumir por el hecho de ser sólo una persona. Tener un profesional especializado para cada área permitirá dar un servicio de calidad y un asesoramiento en condiciones.

3. Si no cumplen con la ley, ¿Cómo van a cumplir con nosotros? Muchos de estos profesionales tampoco te hacen firmar un documento de protección de datos, por lo que si ellos no cumplen en este aspecto podría suponerte un problema serio (además de una sanción importante) en caso de que incumplan ellos o te denuncie alguien.

4. Digitalización más presencia. Los avances tecnológicos, la digitalización de las administraciones y el impulso generado por la pandemia han aumentado el teletrabajo también en este sector. Pero que tu asesor disponga de una oficina física donde ir a visitarle sigue siendo imprescindible. Plantéate qué pensarías si en un momento dado no te coge el teléfono y no tienes dónde ir a buscarlo. Por desgracia son numerosos los casos de profesionales (del sector servicios en general) que han desaparecido sin dejar rastro y con un pufo o una deuda importante para sus clientes.

5. Ahorro de costes sí, explotación no. Hoy en día, gracias a la digitalización se puede ahorrar costes en ciertos aspectos del negocio. Pero NUNCA es admisible que este ahorro provenga de la contratación ilegal de trabajadores, que en muchos casos están cobrando sin tributar sus correspondientes impuestos. Si la asesoría trabaja así a nivel interno, ¿Qué crees que hará con tu empresa?

6. Y ya por último, su reputación. Buscar opiniones sobre cualquier empresa a la que vayamos a comprar o contratarle algo es más que habitual. Pero al tratarse de servicios, es importante fijarse más en las opiniones detalladas (positivas o negativas) más que en la cantidad de estrellas. Así que te recomendamos que hagas dos cosas:

  • Fíjate bien en las opiniones negativas que comentan en detalle los problemas que han tenido con dicha empresa. Así sabrás exactamente por donde te pueden venir los problemas si decidieses contratarlos.
  • Y segundo, no le des tanta importancia al hecho de tener muchas valoraciones de 4 y 5 estrellas sin comentario. Muchas veces puede tratarse de amistades y conocidos que por hacer un favor dejan sólo una valoración sin comentarios, por lo que realmente no conocen los servicios de la empresa.

Pero, algo indispensable para elegir a una buena asesoría es tener en cuenta las necesidades de la empresa. Esto permitirá hacer un cribado y solicitar un presupuesto a las seleccionadas. Si fuese posible tener una entrevista telefónica, mejor. Siempre ayuda contactar con la empresa, hablar con algún empleado y tantear el terreno. A veces, entre lo más barato y lo más caro, lo que está entre medias es lo mejor.

El low cost puede ser una estrategia empresarial como otra cualquiera, aunque los problemas empiezan cuando el servicio no se ajusta a lo esperado. Analiza concienzudamente si te interesa poner tu empresa en manos de un profesional low cost, que no te ayude a hacer crecer tu negocio. En SGB Asesoría tenemos unos precios competitivos, varios departamentos (fiscal, laboral, contable y marketing) y una amplia experiencia de más de 20 años. Si necesitas una asesoría de calidad, puedes ponerte en contacto con nosotros. ¡Te esperamos!

Artículo anterior
Así son las cuotas de autónomo en 2022

También te puede interesar…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Tienes que aprobar los términos para continuar

Menú
¿Necesitas ayuda?